Prensa ANAUCO Caracas Venezuela/02.12.2016.- En la sede de ANAUCO, se realizó una videoconferencia con uno de los abogados francés Laurent Gaudón, que representa a las mujeres venezolanas organizadas por la Alianza. Participaron en esta conferencia las 20 mujeres que por fecha de incorporación encabezan la lista del primer grupo de afectadas representadas por ANAUCO, quienes son coordinadas por una de ellas Iris Álvarez quien estuvo presente en la reunión; también participaron los miembros del equipo multidisciplinario de ANAUCO a cargo del caso incluido el enlace Francia-Venezuela Damien Crose. El objetivo de esta reunión fue conocer de primera mano el estatus de los procesos judiciales que se desarrollan en Francia, donde ANAUCO representa a un gran número de víctimas venezolanas.

El abogado francés dio a conocer en la reunión que ya el gobierno francés, a través de un fondo de ayuda social aprobó un apoyo económico para las mujeres venezolanas que participaron en el juicio penal de Marsella y resultaron elegibles tanto por el tribunal como por la administración de dicho fondo. En el juicio penal mencionado, participaron 127 mujeres venezolanas representadas por ANAUCO, de las cuales ya 61 están aprobadas para recibir el referido apoyo económico, las restantes 66 siguen en proceso ante las distintas instancias del caso.

También informó el abogado que tanto este grupo de 127 venezolanas, como las otras 473 que conforman el grupo de 600 venezolanas representadas por ANAUCO en el otro proceso, es decir, en el juicio comercial contra la certificadora alemana TÜV Rheinland, están en espera de la sentencia definitiva que dictará próximamente la Corte de Casación Francesa. De resultar favorable la esperada sentencia de la corte, todo este grupo recibirá una importante indemnización para resarcir los daños sufridos, tanto morales como materiales y económicos; del mismo modo, ANAUCO ha seguido recibiendo nuevas adhesiones al caso conformándose un segundo grupo de afectadas, que serán adheridas a este proceso una vez obtenido el esperado pronunciamiento judicial, quienes también quedarían amparadas por el alcance de la sentencia. Este juicio está en la recta final, inicialmente esperábamos por la sentencia para noviembre de este año, pero por la complejidad del caso y el número de víctimas que agrupa, se ha diferido para próximas fechas, se espera que en el primer semestre de 2017 todo haya concluido favorablemente para las venezolanas mediante el pago de las indemnizaciones por parte de la demandada certificadora gigante mundial, que amparará todas las que vienen conformando los grupos representados por ANAUCO en Venezuela.

captura-de-pantalla-2016-12-03-a-las-10-59-29-a-m

Por la complejidad del caso y sus distintas aristas, de seguida hacemos un recuento general a fin de que las afectadas puedan determinar en que posición se encuentran según su grupo de adhesión al caso, es decir, las expectativas para cada grupo conformado por fecha de adhesión:

A raíz de la prohibición por riesgo sanitario de las Prótesis mamarias de marca Poly Implant Prothèse (PIP) por parte del gobierno francés en el año 2010. La Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores (ANAUCO) en Venezuela, comenzó a recibir denuncias de afectadas portadoras de estas prótesis, quienes mostraban preocupación ante la alerta de riesgo emanada del gobierno francés, que declaró prohibida la comercialización de estas prótesis por contener un gel o silicona fabricado para uso industrial, el cual no contaba con certificación para uso médico y por lo tanto es de alto riesgo para la salud.

De esta manera se pudo comprobar que Venezuela era uno de los países de mayor incidencia mundial en este caso, podrían estar afectadas más de 40.000 mujeres venezolanas ya que previa verificación de los procesos de importación de estas prótesis, se pudo confirmar que este riesgoso producto había sido comercializado masivamente en nuestro país. El caso tuvo repercusión mundial, muchos países al igual que Venezuela comenzaron a pronunciarse, entre ellos Colombia, Brasil, Argentina, iniciándose en Francia uno de los más impactantes, polémicos y publicitados juicios sanitarios nunca antes conocidos por el número de víctimas y su afectación internacional.

El primero de los juicios fue de carácter penal, presentado ante los tribunales penales de Marsella, Francia, por abogados que representaban víctimas de diversos países para la fecha (2011), ANAUCO ya contaba con la representación de un grupo de 127 mujeres venezolanas quienes fueron adheridas a este proceso penal mediante la representación del abogado francés Laurent Gaudón quien a su vez fue pionero en la interposición de la demanda penal en nombre de mujeres francesas, colombianas y de otras nacionalidades. En el año 2012 se cerró la oportunidad para seguir incorporando víctimas en ese juicio penal de Marsella el cual pasaba a otras etapas procesales, quedando así incorporadas las 127 mujeres venezolanas que conformaban ese primer grupo de mujeres que ya se venían organizando por iniciativa de un grupo de afectadas que hoy siguen coordinadas por Iris Álvarez, quién no solo es una de ellas sino que además, desde 2011 se ha dedicado a tiempo completo a esta causa, como vocera de las venezolanas nacional e internacionalmente. El juicio finalizó mediante condena penal contra los responsables de la empresa PIP encabezados por su presidente Jean Claude Mas y se estableció el daño económico para cada una de las víctimas calificadas por el tribunal como elegibles. Paralelamente a este juicio, el gobierno francés activó un fondo de ayuda social para apoyar económicamente a estas víctimas que participaron en este proceso penal, con montos inferiores al 30% de las cantidades estimadas por el tribunal.

Mientras el proceso penal se desarrollaba, un grupo de abogados francés, entre ellos el abogado Laurent Gaudón iniciaban en Francia una nueva cruzada, esta vez se trataba de una demanda civil por reclamación de daños y perjuicios, pero ahora no contra el fabricante de las PIP, sino contra la empresa certificadora TÜV Rheinland (TUV), empresa alemana con presencia y reconocimiento internacional. Esta certificadora es responsable por haber colocado su sello de calidad a las riesgosas prótesis mamarias, este sello bastó para que las hoy prohibidas prótesis fueran comercializadas en Europa y en diversos países de Latinoamérica, por lo tanto ese sello de calidad es responsable de que miles de mujeres en el mundo portaran el peligroso implante. El juicio comercial se inició ante el Tribunal Comercial de Toulon, Francia, ha pasado por distintas instancias judiciales de dicho país como la Corte de Apelaciones de Aix-en-Provence, hoy se encuentra en etapa de sentencia definitiva ante la última instancia judicial, la Corte de Casación Civil de Francia. En la etapa de adhesiones de este proceso civil, ANAUCO presentó un grupo de 600 venezolanas, integrado por las primeras 127 mujeres que iniciaron la causa en 2011 y las 473 que se fueron sumando hasta que se cerró la oportunidad procesal respectiva para participar en este juicio. El grupo de 600 venezolanas está representado por los abogados franceses Vanina Paoli Gagin y Gaspard Benilan para el proceso ante el tribunal comercial y para actuar ante la Corte de Apelaciones y por el reconocido abogado francés Patrice Spinosi para el proceso de casación ante la Corte de Casación Civil de Francia (última instancia judicial del caso).

Nuevas adhesiones:

Además de las 600 mujeres venezolanas que ya están incorporadas en los juicios franceses, ANAUCO viene recibiendo nuevas representadas, todas las cuales ya están en proceso de organización documental para ser incorporadas en el juicio respectivo una vez que la Corte de Casación Civil de Francia dicte su veredicto. Todas estas mujeres que vienen incorporándose a nuestro grupo serán adheridas oportunamente, para ello ANAUCO a iniciado un proceso de elección de los abogados franceses que asumirán la tarea de incorporar el nuevo grupo de venezolanas que estaremos presentando.

ANAUCO hace un llamado a las afectadas en el caso para que sigan sumándose a la causa, para hacerlo deben ingresar a nuestra plataforma tecnológica pulsando en el siguiente botón. Pedimos a quienes ya lo han hecho que no lo hagan por segunda vez ya que las duplicidades nos traen problemas y retardos:

Acceso a la Plataforma de Adhesión ANAUCO Caso PIP