París, 10 oct.- La Suprema Corte de Francia emitió hoy sentencia a favor de las demandantes afectadas por las Prótesis PIP. La justicia francesa establece la responsabilidad de la gigante certificadora alemana  TÜV Rheinland, y ordena al Tribunal de Apelaciones anular la decisión de 2015 que eximía de responsabilidad a dicha certificadora. Con las nuevas directrices de la Suprema Corte, el Tribunal de apelaciones debe condenar a TÜV Rheinland, al pago de las indemnizaciones por los daños causados a las víctimas.

Se trata de una sentencia inédita porque abre las puertas a 300.000 víctimas afectadas de distintas nacionalidades, e histórica porque representa el éxito después de un juicio de más de seis años. 

En este proceso ANAUCO representa a un importante número de víctimas que se verán amparadas directamente por la sentencia y también representa a un numeroso grupo que será adherido a los juicios en curso, amparados con esta jurisprudencia de la máxima instancia judicial francesa, a cuyos efectos en los próximos días iremos informando los pasos a seguir para cada uno de los grupos y procesos.

¡En la Unión Está la Fuerza!