En fecha 10 de septiembre de 2019 la Superintendencia de Instituciones del Sector Bancario (SUDEBAN) dictó medidas administrativas de supervisión contra el Banco Occidental de Descuento (BOD) derivadas de la toma de control del Banco del Orinoco de Curaçao (BDO) por parte del Banco Central de Curaçao. Las medidas de SUDEBAN se fundamentaban en la protección de los depositantes tomando en cuenta que el BDO de Curaçao es una entidad del Grupo Financiero BOD, las medidas incluían entre otras la designación de funcionarios con poder de veto en la Junta Directiva del BOD y en todos sus comités, con pleno acceso a todas las áreas administrativas del banco, así como limitaciones para disponer de los activos del banco.

Sin embargo, el pasado 3 de octubre el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ), atendiendo un amparo constitucional solicitado por 3 depositantes del BDO de Curaçao, suspendió y dejó sin efecto las medidas de SUDEBAN, liberando totalmente al BOD, alegando para ello que las decisiones del Banco Central de Curaçao son inaplicables, inejecutables e inconstitucionales.

Ahora bien, con fecha 10 de octubre SUDEBAN dicta Resolución Nro. 051-19, donde nuevamente restablece las medidas administrativas de supervisión contra el BOD, establece exactamente las mismas prohibiciones para disponer de los activos y «la designación de funcionarios con poder de veto en la Junta Directiva del BOD y en todos sus comités, con pleno acceso a todas las áreas administrativas del banco». Esta vez SUDEBAN no fundamentó sus medidas en lo que ocurre en Curaçao con el BDO, sino que se fundamentó en hechos estrictamente locales, con lo cual el TSJ en teoría no podrá actuar en el mismo amparo que está totalmente vinculado a la situación del BDO de Curaçao.

ANAUCO ha venido señalando que los depositantes de las instituciones del grupo financiero en Curaçao, Antigua y Panamá se han organizado para hacerse fuertes ante esta batalla de poderes que ha representado este caso, los depositantes dejaron de ser el lado flaco de la cuerda y han salido de su débil individualidad para constituirse en un frente organizado que ya inicia sus campañas de defensa colectiva. Mientras ANAUCO cubre y se hace parte en todas las jurisdicciones involucradas, aquí en Venezuela eleva propuestas a la directiva del grupo financiero «estamos convencidos de que la única salida viable es la suscripción de un acuerdo entre el grupo financiero y sus depositantes, que permita la recuperación inmediata de los depósitos de los venezolanos en esas instituciones, y otorga la suficiente libertad al BOD para resolver sus problemas en cada uno de esos países» señaló el presidente de ANAUCO Roberto León Parilli.

La próxima semana ANAUCO tiene una agenda activa en el caso ya que estará presentando ante el Banco Central de Curaçao, la Superintendencia Bancaria de Panamá y la Comisión de Servicios Financieros de Antigua & Barbuda la representación que ejerce sobre un importante número de depositantes de las tres entidades respectivamente. Igualmente estará formalizando la representación de muchos más depositantes, que han manifestado su interés en sumarse a la acción colectiva. Por otra parte ANAUCO presentará solicitudes directas en cada uno de los casos que representa ante la directiva del grupo financiero en Caracas dirigidas al resguardo, protección y recuperación total del dinero de estos venezolanos afectados. 

ANAUCO ha creado una dirección de correo especial para atender las solicitudes de adhesión a la causa por parte de los depositantes afectados: bancos@anauco.net 

Por considerarlo de interés, en los siguientes enlaces podrán acceder a la Sentencia del TSJ que suspendió la primera medida dictada por SUDEBAN y a la nueva Resolución de SUDEBAN que repone la medida:

Sentencia que suspende efectos de medidas admnistrativas sobre el BOD

GOE 6