En cualquier país del mundo los servicios bancarios son indispensables para el desarrollo sustentable tanto individual como colectivo, así como para el sostenimiento de la calidad de vida de los ciudadanos. En esta materia la Venezuela actual presenta dos mundos-realidades: el de papel, escrito en las leyes, partiendo de los preceptos constitucionales de igualdad, participación privada, propiedad, libertad económica, intimidad, integridad, vida privada, libre competencia entre otros; y el de la práctica cotidiana, con un sistema bancario con intermediación negativa o inversa (pagar más intereses por el ahorro que cobrar por los créditos), con sistemas de ahorro adversos (perdida del valor de la moneda), dificultades para el crédito y su alcance, etc.

Lo cierto es que mas temprano que tarde tocará rescatar la naturaleza propia del negocio y los servicios bancarios, esto será la fachada de un país que recobra la brújula y avanza por el camino correcto.

Para ahondar sobre el tema y recordar el deber ser de la banca frente a los derechos de los usuarios, nos permitimos publicar un trabajo «Los Servicios Bancarios en Venezuela» que nos ha suministrado Héctor Mantellini Oviedo, abogado, ex director del Consejo Bancario Nacional, con sobrada experticia, trayectoria  y reconocimiento en la materia:

Para ver el trabajo pulsa sobre su nombre aquí abajo

LOS SERVICIOS BANCARIOS EN VENEZUELA