De nuevo se está viendo en la Avenida Urdaneta del centro de Caracas y sus adyacencias, una modalidad de robo que fue puesta en práctica hace algunos años.

Modus operandi:

Cuando el tráfico está algo lento pero no totalmente detenido, el primero de los delincuentes hace señales al conductor -su objetivo- indicándole que uno de sus cauchos está flojo y puede salirse pronto, si el conductor continúa su camino haciendo caso omiso, en unos treinta metros se encontrará con otra persona que le indicará lo mismo: “su caucho se está saliendo”, si aún con el segundo aviso continúa manejando, posiblemente habrá un tercer delincuente que le volverá a decir lo mismo. Cuando el conductor se convence de que algo le está pasando a su caucho y se detiene a ver, es sometido por los tres antisociales armados.

Alerta:

Hay que estar muy atentos del entorno cuando se conduce un vehículo, sobre todo en estas zonas de mucho tráfico y confusión, no debemos detenernos por ninguna circunstancia, ni bajar el vidrio para hablar con personas en las calles, es preferible que el caucho termine saliéndose ya que vamos lentamente y no pasará nada grave.