En este país escasea de todo, hasta el dinero en efectivo y los puntos de venta se han convertido en productos del bachaqueo “yo le doy efectivo y usted me paga una comisión” dicen algunos, otros prestan el punto de venta igualmente a cambio de una comisión. La causa no es otra que la terrible inflación, ha alcanzado niveles inimaginables, yo todavía recuerdo aquellos ministros de hace algunos años que decían que derrotarían la inflación del 40% que existía en aquellos tiempos, lo cual ya era un escándalo mundial, que dirán ahora cuando la inflación vuela en sus tres dígitos en una carrera hacia el cuarto dígito.

En este escenario vivimos, la inflación dispara los precios y nuestro cono monetario está desactualizado, lo cual nos obliga a tener pacas de billetes para pagar cualquier cosa, un café en la esquina o un aguacate en el puesto de frutas. Mientras tanto a la SUDEBAN al mejor estilo SUNDEE se le ha ocurrido limitar la demanda, es decir, como el cono monetario está desactualizado y no alcanza el efectivo circulante para todas las transacciones que diariamente se realizan, hay que poner límites a la gente para que utilice menos efectivo, usted podrá retirar diariamente solo Bs. 10.000 en cajeros o taquillas, lo que falta es que nos pongan capta huellas o terminales de cédula para acceder a nuestro dinero. Esta medida de SUDEBAN, además de ser injusta, ya que limita nuestra libre disposición de lo que nos pertenece, nuestro dinero, genera serios problemas para las personas que aun no están bancarizadas, quien no tenga una cuenta bancaria y reciba su salario o cualquier pago en un cheque de más de Bs. 10.000 ¿cómo hará? ¿tendrá que decirle al jefe que le pague en cinco cheques de 9000 cada uno? o ¿tendrá que decirle, hágame el cheque a nombre de mi hermano que si tiene cuenta?. El comercio también se verá afectado con esta medida, es un hecho conocido por todos que los puntos de venta son insuficientes, hay más comercios que puntos de venta, con lo cual, muchos comercios no los tienen y solo trabajan recibiendo efectivo, sobre todo los pequeño como kioscos de periódicos, el taxi o el camión del pescado, incluso ¿en los CLAP hay puntos de venta?

La verdadera solución a este problema no es la implementación de los acostumbrados mecanismos de administración de crisis que siempre nos aplican, como no alcanza, las medidas son para que la gente consuma menos; la verdadera solución es la actualización del cono monetario mediante la emisión de nuevos billetes de mayor denominación, una medida tan necesaria como el aumento de la gasolina, pero polémica como esta, emitir billetes de Bs. 5.000 y de más tiene costo político, es reconocer la devaluación que sufrimos, hace unos años se quitaron tres ceros a la moneda y en poco tiempo ya estamos en peor situación, es decir, la reconversión sirve de punto de partida para realizar una medición sobre el valor de nuestra moneda, lo cual se conecta directamente con el resultado de las políticas públicas aplicadas.

¿Se atreverán a sacar los nuevos billetes?