El índice Big Mac o dólar McDonad´s es reconocido mundialmente como un mecanismo para comparar el poder adquisitivo de los ciudadanos en distintos países. Según este índice el dólar debe comprar la misma cantidad de bienes o servicios en distintos países “paridad del poder adquisitivo”. De tal manera, esta teoría afirma que si un Big Mac cuesta US$. 4 en los EE.UU, en otros países debe costar en moneda local el equivalente a US$. 4, si de la conversión resultare que cuesta más dólares, el dólar estaría subvalorado y si cuesta menos dólares estaría sobrevalorado, respectivamente.

Por supuesto que este índice podría servir de referencia mundialmente, menos en Venezuela, el primer problema que tendríamos es determinar que tipo de cambio habría que aplicarse para el cálculo comparativo, el DIPRO, el DICOM, Cúcuta o paralelo; el segundo obstáculo es el sistema de control de precios, los bienes en Venezuela no valen lo que tienen que valer según sus estructuras de costos, sino que valen lo que el gobierno diga que tiene que valer, con lo cual, se pierde la estandarización del precio en relación a las operaciones de una misma empresa en varios países; el tercer problema es la inflación, nuestras variables son tal cotidianas y progresivas que lo que usted mida hoy ya mañana estará desactualizado.

Lo que si podemos hacer los venezolanos es compararnos con nosotros mismos, medir el precio de algún producto en intervalos de tiempo para determinar la inflación al menos en ese rubro. Un ejemplo perfecto por lo emblemático y porque aparece una vez al año con características de elaboración similares según la tradición, es nuestro pan de jamón. Para darnos una idea de la inflación del pan de jamón en Venezuela, les presento el siguiente gráfico comparativo de precios de los últimos cinco años:

infografia-inflacion-del-pan-de-jamon-2-01