París, Francia 15.05.2018.- En la mañana de hoy tuvo lugar la audiencia de la Corte de Casación Francesa, donde se fijó el 10 de octubre de 2018, como fecha para pronunciar la sentencia definitiva en la demanda de la víctimas de las prótesis PIP contra la certificadora alemana TUV Rheinland.

La sentencia representará según lo señala ANAUCO en Venezuela, el resultado de una lucha de más de 7 años donde esperan que definitivamente se haga justicia para todas las víctimas. Por su parte ANAUCO representa a 600 afectadas venezolanas que están directamente adheridas a ese juicio y conforman el grupo 1 de ANAUCO, sin embargo, la sentencia abrirá las puertas para que puedan sumarse miles de venezolanas que ya están conformadas en el grupo 2 de ANAUCO.

El llamado de la organización venezolana se extiende a aquellas víctimas venezolanas que aun no se han sumado, quienes podrán hacerlo próximamente a través de una alianza que será anunciada en Venezuela en los próximos días.